Las etapas de infancia y adolescencia están marcadas por el crecimiento y desarrollo del individuo, además de múltiples factores en su entorno que favorecen una salud adecuada, una vida plena y la posibilidad de proyectarse con un cuerpo saludable, equilibrado y dispuesto a las tareas que esta etapa conlleva.

Para garantizar un adecuado crecimiento y desarrollo, físico, mental y emocional, los padres y/o representantes deben estar atentos a los diferentes cambios que se producen, motivar una alimentación saludable, un descanso adecuado y la actividad física necesaria para potenciar el crecimiento de los niños y adolescentes.

Se recomienda que, a partir de los 5 años, se realice un control médico anual. Este chequeo debe involucrar lo siguiente:

Esta revisión periódica aporta varios beneficios:

Es aconsejable realizar estas revisiones antes de iniciar el nuevo año escolar, y así iniciar una nueva etapa con la seguridad de que nuestros hijos están saludables, listos para nuevos retos y aprendizajes.

FUENTES:

1. https://www.healthychildren.org/Spanish/family-life/health-management/Paginas/Your-Teens-Yearly-Checkup.aspx

2. https://www.healthychildren.org/Spanish/family-life/health-management/Paginas/well-child-care-a-check-up-for-success.aspx

3. http://www.saludinfantil.org/Programa_Salud_Infantil/Programa_Salud_Infantil/3.-%20Capitulo%203.-Control_Salud_Infantil_Por%20edad.pdf

 

Departamento Médico TM