(Datta.com.ec, 2020)

Un evento de esta escala no solo impacta en el mercado global, sino que visibiliza grandes retos y oportunidades para el futuro de los negocios y sobre todo de las tecnologías de la información.

Presentamos cinco lecciones que fueron compartidas por líderes de esta industria y otros expertos, quienes señalan la importancia de aprender sobre estas.

1. La agilidad organizativa comienza con la cultura:

El teletrabajo es una realidad y para apoyarlo se requiere una estructura que incluya la motivación al equipo, la organización de los proyectos y el tiempo de cobertura de asistencia técnica.

Sin esta “matriz de disponibilidad”, los empleados tienden a seguir operando en modo de “emergencia”, con la necesidad de estar disponibles las 24 horas y los siete días de la semana. Una forma de minar la productividad y el desempeño.

2. Se necesitan plataformas y estrategias de software flexibles:

Los equipos de Tecnología de la Información no tuvieron mucho tiempo para prepararse para los cambios monumentales causados por esta pandemia; por lo que fue necesario disponer de un conjunto de softwares que puedan ser implementados con facilidad. Esto ayudó, a muchas empresas, a distribuir la carga de trabajo para que ningún grupo se vea abrumado.

Plataformas como Salesforce, ServiceNow, Accela e Infor, permitieron que el personal se mantenga «fresco» y productivo durante los tiempos difíciles.

3. Un enfoque de seguridad centrado en las personas:

Los trabajadores a distancia tienden a abandonar los procedimientos de seguridad que interfieren con su flujo de trabajo y su productividad. Como resultado, están dispuestos a eludir los controles de protección de datos.

Las empresas se han centrado tradicionalmente en la creación de seguridad para los sistemas. Es hora de enfocarse en el desarrollo de seguridad para las personas. Los hackers se dirigen cada vez más a los trabajadores remotos y es vital que estos puedan trabajar de forma productiva, sin que dichos procesos sean un impedimento. Es decir, los equipos de TI necesitan equilibrar la seguridad con la experiencia del usuario.

4. La IA y el aprendizaje automático pueden cambiar el juego:

Incluso antes de la pandemia, muchas empresas utilizaban el potencial de la inteligencia artificial y las herramientas de aprendizaje automático, como una forma para extraer datos y mejorar los procesos.

Sin embargo, ahora industrias -como la de la salud- encontraron en las tecnologías una oportunidad para avanzar en la gestión de la data.

5. La innovación tecnológica puede ser contagiosa

Una vez que se conocen los beneficios de la tecnología, ni los empleados con menos comprensión pueden dejar de usarla. Por eso, un aspecto positivo que se puede sacar de la pandemia es que muchas personas han conocido todo lo que se puede hacer con esta herramienta.

En consecuencia, y de cara al futuro, contamos con profesionales más capacitados y ansiosos por nuevas innovaciones.

Texto original tomado de: ComputerWorld España, www.computerworld.es, martes 7 de julio de 2020.